Lean vs Six Sigma: Diferencias y cuándo usar cada método

lean vs six sigma

En el mundo de los negocios, ha habido cierto debate cuando se trata de Lean vs Six Sigma. La mayoría de las personas tienen opiniones sólidas sobre qué método es más efectivo para reducir costes y eliminar el desperdicio.

Lean Manufactoring o manufactura esbelta, es una forma sistemática de eliminar el desperdicio y crear un flujo en el proceso de producción, mientras que Six Sigma es un conjunto de técnicas que se esfuerzan por reducir en gran medida la tasa de defectos.

Esencialmente, los sistemas Six Sigma y Lean Manufactoring tienen el mismo objetivo. Ambos buscan eliminar el desperdicio y crear el sistema más eficiente posible, pero adoptan diferentes enfoques para lograr este objetivo. En términos más simples, la principal diferencia entre Lean y Six Sigma es que identifican la causa raíz de los residuos de manera diferente.

Universidad de Villanova

Cada negocio tiene áreas que necesitan mejoras y, a veces, puede ser difícil saber por dónde empezar. Y a medida que el debate sobre Lean vs Six Sigma continúa en el mundo de los negocios, es posible que no estés seguro si alguno de los métodos es el adecuado para tu empresa.

Aunque muchas personas comparan Lean vs Six Sigma, a menudo estas dos herramientas pueden ser más poderosas cuando se usan juntas. Este artículo examinará más de cerca las diferencias entre Lean y Six Sigma y los beneficios de ambos.

La historia de Lean Manufacturing

La manufactura esbelta no es nueva, las ideas detrás de ella fueron introducidas originalmente por Henry Ford. Le gustaba mantener los estándares de producción increíblemente altos para que cada paso fluyera naturalmente hacia el siguiente, lo que resultaba en muy poco desperdicio.

Toyota se acomodó a este proceso y desarrolló un sistema de producción propio, que se convirtió en uno de los sistemas más eficientes del mundo.

La mayor diferencia entre Lean Manufactoring y Six Sigma es que ven las causas de los residuos de manera muy diferente. El objetivo final de la manufactura esbelta es reducir los desperdicios al eliminar los cuellos de botella y mejorar la calidad de sus productos.

Lean identifica siete áreas de desechos que son comunes en la mayoría de los sistemas de producción. Echemos un vistazo a cada uno de los «siete desperdicios mortales» con más detalle.

Los 7 desperdicios de Lean Manufacturing

  1. Sobreproducción: esto ocurre cuando se están produciendo productos para los que no hay demanda del cliente.
  2. En espera: espera es el tiempo de demora entre cada paso de la producción. Cuando los empleados se quedan en espera, no se agrega ningún valor.
  3. Transporte: este tipo de residuos se produce cuando los materiales o productos se mueven de manera ineficiente.
  4. Movimiento: El movimiento se refiere a estándares de trabajo deficientes y empleados que se mueven de manera ineficiente entre tareas.
  5. Procesamiento excesivo: el procesamiento excesivo se produce cuando pasa demasiado tiempo produciendo un producto o lo produce de una manera muy ineficiente.
  6. Inventario: esto sucede cuando sus niveles de inventario son demasiado altos y tiene mucho trabajo en progreso al mismo tiempo.
  7. Defectos: los defectos son la cantidad de tiempo que los empleados dedican a identificar y corregir errores de producción.

Implementar Lean permitirá a los empleados mover materiales con menos frecuencia, lo que mejorará la calidad y requerirá menos inventario general. También permite tratar los problemas de calidad durante el proceso de fabricación, lo que ahorra tiempo y recursos, ya que empleados no tendrán necesidad alguna de corregir los errores más adelante.

Todas las mejoras enumeradas anteriormente darán como resultado un proceso de fabricación más exitoso. A medida que los productos se producen y entregan a tiempo, los clientes tendrán una experiencia más satisfactoria. Y debido a que los productos fueron producidos con un estándar de calidad más alto, habrá menos quejas de los clientes.

La historia de Six Sigma

Otra diferencia importante en Lean vs Six Sigma es que Lean se usa principalmente en producción, mientras que Six Sigma se puede usar para reducir errores en la producción y en entornos de no producción.

Six Sigma busca reducir el desperdicio y define un defecto como algo que no cumple con las expectativas del cliente. Se enfoca más en eliminar cualquier variación en la experiencia del cliente. Una compañía Six Sigma no producirá más de 3.4 defectos por cada millón de oportunidades.

Six Sigma fue presentado en la década de 1980 por un ingeniero de Motorola llamado Bill Smith. Smith creía que al deshacerse de la variación puede mejorar la experiencia del cliente y aumentar sus ahorros generales.

Six Sigma ha ayudado a Motorola a ahorrar millones de dólares y aumentar sus ganancias. Después de presenciar el éxito de Motorola, otras compañías han adoptado Six Sigma y también han visto ahorros considerables: General Electric, Toshiba, Bank of America e Intel han adoptado los principios de Six Sigma y han visto mejoras drásticas.

DMAIC

Una de las principales diferencias entre Lean vs Six Sigma es que cada método implementa la mejora de procesos, y Six Sigma lo hace principalmente usando la metodología DMAIC:

  • Definir: En este primer paso, defines el problema y cómo éste afecta el proceso actual.
  • Medir: Durante este paso, mides los datos actuales. Al examinar el proceso que ya está en marcha e identificar lo que no funciona, puedes comenzar a buscar formas de realizar mejoras.
  • Análisis: Ahora que has medido todos tus datos actuales, puedes comenzar a analizarlos para llegar a la raíz del problema.
  • Mejora: Este es el paso en el que podrás encontrar soluciones, probar dichas soluciones y realizar mejoras según sea necesario.
  • Control: Una vez que hayas implementado un nuevo proceso, debes continuar realizando mejoras a lo largo del tiempo. Estos cambios solo durarán si los empleados continúan refinando y manteniendo el proceso.

Lean vs Six Sigma

Aunque estamos comparando Lean vs Six Sigma, la verdad es que ambos trabajan para lograr el mismo objetivo final: eliminar el desperdicio y crear procesos eficientes. Simplemente toman diferentes enfoques sobre cómo lograr esto.

  • Lean se enfoca en analizar el flujo de trabajo para reducir el tiempo de ciclo y eliminar las ineficiencias, maximiza el valor para el cliente mientras utiliza unos pocos recursos como sea posible.
  • Six Sigma se esfuerza por lograr resultados casi perfectos que reduzcan los costos y logren mayores niveles de satisfacción del cliente.

Para resumir la diferencia principal entre Lean vs Six Sigma, lean busca formas de aumentar el flujo, mientras que Six Sigma se enfoca en lograr resultados consistentes.

Una similitud entre Lean vs Six Sigma es que ambos han demostrado que es posible mejorar considerablemente la calidad de sus productos y la experiencia del cliente al mejorar los procesos. Cuando la mayoría de las empresas se proponen mejorar los procesos ineficientes, sienten que deben elegir un solo método en el futuro.

En última instancia, el problema puede no ser si debes elegir Lean o Six Sigma, sino cómo puedes tomar los elementos que te gustan de cada uno y aplicarlos para resolver problemas en tu propio negocio.

Conclusión

A menudo escuchamos sobre las emocionantes transformaciones que las empresas han visto usar con Lean o Six Sigma. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de las empresas que adopten cualquiera de las dos fallarán. De hecho el 60% de los procesos Six Sigma falla,  y entre el 40% y el 60% de los proyectos Lean no logran los resultados deseados. ¿Por qué?

Cada vez que se inicia un nuevo proyecto Lean o Six Sigma, hay una ola inicial de impulso y emoción. Pero con el tiempo, la mayoría de las empresas simplemente no tienen la capacidad de sostener los cambios realizados y, a menudo, vuelven a los procesos ineficientes que tenían cuando empezaron.

Utilizar un software adecuado o contar con un consultor experto que le guíe a través del proceso puede ser una solución a los fallos de implementación de cualquier proceso de mejora.

Ver páginas similares a Lean vs Six Sigma: ¿Cuál es la diferencia y los casos de uso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *